Cada año el festival internacional de animación y videojuegos “Pixelatl” busca evolucionar y cada vez entregar un festival mucho mejor que el anterior, no solo para gente que recién se acerca a ellos, si no también para los artistas, para todos aquellos que quieren ser reconocidos, apoyados y por supuesto, con el respaldo del festival para cumplir sus objetivos y metas.

Es por eso por lo que año tras año se replantea un manifiesto, que lo que da a entender en él, es la descripción de la situación geopolítica y la reducción de lo que hace falta para continuar reduciendo las brechas que separan a los seres humanos que son la base primordial para el desarrollo y creación de una comunidad audiovisual. El cual este año hace mucho énfasis, en el desarrollo de historias, que exista un apoyo entre comunidad, entre seres humanos, porque todas las historias cuentan una historia.

Cabe destacar que el desarrollo de un manifiesto también recae en la situación de la industria actual no solo en México si no en el mundo, así, se regeneran ideas y se concentran todas para lograr un objetivo fijo, y poder darle a todo el mundo que engloba la animación un respaldo y una seguridad para los proyectos.

 

MANIFIESTO

Al final, las muchas historias cuentan una sola:

Somos hijos de la misma tierra.

A pesar de ello, la grieta siempre ha estado ahí,

y eso no hace menos justo el reclamo.

Pero en un entorno tan desigual y egoísta,

ser generosos es un acto revolucionario.

Nuestro modelo económico es voraz,

No permite a la naturaleza regenerarse.

El problema es el mismo con diferentes nombres:

Sin mundo no hay equidad, ni libertad, ni humanidad.

Para cambiar, debemos reconocer

Que las muchas historias siguen contando una sola.