En el norte del mundo se encuentra el reino de los zorro, celosos forjadores de las estrellas del cielo.

Atravesando el frío y la nieve, un viajero ha llegado para aprender sus secretos.