A inicios de este año que está a punto de terminar, en Pixelatl se publicó un artículo en el que hablaban acerca de las 2 líneas de trabajo con las que identificaban sus metas: profesionalizar los procesos creativos y ayudar a conectar los mercados (todo esto con respecto a la industria mexicana de la animación, los cómics y los videojuegos).

También mencionaron que posteriormente trataron de identificar los problemas que impiden el desarrollo de la industria, cosa que expusieron en diferentes artículos, dentro de estos problemas estaban: falta de cultura meritocrática, faroleo, chacalismo, mediocridad autocomplaciente, gandallismo, etc.

Los problemas anteriores afectan bastante a los artistas, debido que promueven el miedo y la desconfianza con otros artistas, razón por la que el Pixelatl agregó una tercera línea de trabajoconstruir comunidad, una línea que quizás es más importante que las 2 anteriores, pues una comunidad sana puede promover una gran cantidad de aspectos positivos a quienes la conforman si se lleva a cabo de forma correcta.

Pixelatl no ha abandonado estas ideas, razón por la que cada año trata de buscar nuevas formas de cumplir sus objetivos, siendo el más reciente un ambicioso proyecto conocido como Short Way.