Experiencia Inktober

por | Nov 8, 2019

El Inktober es como una moneda para mí, tiene dos caras: de un lado es una forma de ayudar a mejorar a dibujantes amateur y profesionales por igual y el otro lado resulta ser una responsabilidad algo fastidiosa que por alguna razón, se convierte en eso, una responsabilidad.

No digo que el Inktober sea malo, Jake Parker creó un desafío maravilloso que hace que la comunidad de dibujantes se apoye y se conozcan más entre sí, además de mejorar el arte de cada uno, sin importar su nivel.

Los dibujantes del mundo tienen algo que me gusta mucho y eso se llama solidaridad, obviamente hay excepciones pero son pocas, muchos nos apoyamos entre nosotros y nos consideramos hermanos, es constante que se dé una situación en que dos dibujantes se conocen y quieren (y a veces terminan) siendo amigos de toda la vida. No hay una competitividad seria como en otros trabajos de ver quien gana a quien, los mejores dibujantes sirven de inspiración para los más pequeños y los intermedios. El Inktober es un claro ejemplo de esto, aun así no todo es color de rosa, pero eso es adentrarme en otros mares:

Personalmente llevo haciendo el Inktober 3 años, y los 3 años lo he terminado, aunque los dos anteriores, 2017 y 2018 lo terminé algo tarde. En 2019 estuve al día con cada dibujo, es una experiencia que empieza bien, organizas tus tiempos y haces un bonito dibujo de un día, sin embargo, hasta el dibujante más fuerte empieza a tener una sensación de fastidio, sin contar que muchos tienen responsabilidades y deben dejar el reto. Otros, simplemente caen por fastidio, y no lo niego, después de varios días se vuelve un martirio, pero como dije antes, por alguna extraña razón se convierte en una responsabilidad, y el consuelo de decir “Termine el Inktober” es bastante satisfactorio.

Lo mejor del Inktober para mí, además de la comunicación entre artistas, es que también tienes nuevo material para añadir a tu portafolio. Si lo hiciste con esa intención, es mucho mejor, pues trabajas con ganas y amor en tus dibujos.

En conclusión, el Inktober es un reto muy entretenido y que sirve para ayudar a todo dibujante a mejorar en su trazo y manera de dibujar, pero si no dispones de mucho tiempo o tienes demasiadas responsabilidades es mejor que no lo hagas, aún así si se da la oportunidad, afronten el desafío.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por César David Zapa (@argos_tales) el

También puede interesarte:

<a href="https://www.gaspachoestudio.com/author/argostales/" target="_self">Argos Tales</a>

Argos Tales

Gaspacho Estudio

Dibujante de cómics, animador, e ilustrador en general. Autor intelectual y artistico de "The Crimson Age". Amante de la historia antigua (Especialmente del periodo Griego/Romano y la Era Vikinga) y cinefilo.

Instagram