Se ha dado a conocer recientemente el cierre de The Moving Picture Company (MPC), un estudio de animación de Vancouver, quien recientemente se encargó de los efectos de la película de Sonic y la nueva versión del Rey León.

Hasta ahora solo se ha dicho que la razón del cierre fue por «crecientes presiones del mercado externo» pero no ha habido muchas declaraciones al respecto.

Una triste noticia, solo esperemos que los trabajadores de la compañía puedan recuperarse de lo ocurrido.